It's not about the complexity of the shadows, it's all about the simplicity of the message.
(81 easy steps)

Sunday, March 1, 2009

Exceso de conciencia

"Vas muy rápido", pensé. "Te vas a volver loco", pensé. "Ya estás loco", pensé. "Tienes que calmarte", pensé. Tienes que dejar de pensar (¿pensé?). "Carajo", pensé: pensar en dejar de pensar es seguir pensando; es más, es pensar de más.
Así llegué al D.F. después de ir a Mazatlán, pensando. No tenía con quién hablar, así que me dediqué a escribir. Así llegué aquí después de pensarlo (después de pensarlo, no sé bien cómo llegué aquí). Exceso de conciencia.
Desperté, despertaba todos los días (fueron siete), pero quería despertar más, creía que había más lugar dónde despertar, menos sueño y más realidad que la realidad. Toda la realidad es un pedazo de memoria, pensé (y pienso, también, porque todavía recuerdo haber llegado a esa conclusión).
He leído de gente que muere por exceso de velocidad. Entiendo velocidad como recorrer una distancia entre un punto A y un punto B en un tiempo determinado (como si el tiempo pudiera determinarse afuera de la cabeza, con un reloj). El exceso de velocidad es, pues, recorrer demasiado rápido una distancia entre un punto A y un punto B (o acercar demasiado la distancia entre un punto A y un punto B, y atreverse a recorrerla).
Conciencia significa tener conocimiento de algo. ¿Conciencia de velocidad? Tener conocimiento de qué es la velocidad, entender la velocidad, saber hacer velocidad, saber lo que la velocidad hace, la velocidad que sabe lo que hace. ¿Conciencia de exceso? Saber dejar de excederse después de excederse, excederse después de saber dejar de excederse (que para tener conciencia de algo es necesario, primero, que ese algo se haga conciente de nosotros).
El exceso de velocidad puede conducir muy rápido a muchos lugares (siempre que estén comprendidos entre el punto A y el punto B), incluso a la muerte. El exceso de conciencia puede conducir muchos conocimientos a conocernos (incluso la locura), puede hacer creer que hay un despertar más afuera del despertar (y más adentro), puede hacer creer que la distancia entre un punto A y un punto B dentro de la cabeza se puede recorrer tan rápido o tan lento como sea posible acercar dichos puntos (como si el tiempo pudiera determinarse adentro de la cabeza, sin un reloj).

No comments:

Post a Comment