It's not about the complexity of the shadows, it's all about the simplicity of the message.
(81 easy steps)

Wednesday, July 29, 2009

La transmisión de un sentimiento

Hace no mucho creí que podía transmitir lo que pasaba adentro de mi cabeza. Estaba seguro de lo que pensaba, pensaba que podía transmitir lo que sentía, sentía algo que nunca había sentido: una luz, por decir lo menos. La luz me dijo que podía transmitir exactamente lo que me pasaba por dentro, hacer que a alguien más le pasara; pensé que alguien más lo sentiría. Y así me fui, en círculos (y yo que creí que eran espirales), pero pasó. No pasó de persona, no pasó de ahí y, ahora que pasó, me pregunto si es posible transmitir un sentimiento. Hay sentimientos —que son emociones en proceso de interpretación— que no se pueden transmitir. Nunca había sentido eso que sentí —si acaso fue un sentimiento—, y por eso creí que podía transmitirlo, transmitírselo a quien lo leyera, por eso lo escribí. Escribí algo que, pensé, permitiría de inmediato a quien lo leyera sentir lo mismo. Ahora que vuelvo a leerlo me doy cuenta que quise compartir demasiado; creo que jamás lo volveré a sentir.
Hay cosas que son personales y de un sólo momento. Las emociones, aun las que se repiten, son personales. Los sentimientos, antes de llegar a ser emociones, son de un solo momento —aunque éste se extienda en el tiempo indefinidamente— y no se pueden compartir, ni siquiera con uno mismo (con el «uno mismo» del futuro, ése que sólo puede recordar, ése al que ya no le toca vivirlas, pues está por vivir cosas diferentes).
Los seres humanos somos seres empáticos, encerrados en un mundo interno que, creo, todos los demás seres humanos comparten. Sé que nunca podré saber esto empíricamente (mientras siga habitando mi propio cuerpo), pero, a juzgar por lo que veo que los demás hacen cuando dicen sentir una emoción, creo que todos nos parecemos, cada quien de manera diferente.
Ahora, mientras creo que no es posible transmitir un sentimiento, lo sigo intentando, sólo por la emoción que me produce. Creí que podía, ahora ya casi ni puedo creer; ahora sé, mientras escribo esto, que quien lo lea entenderá lo que quiera entender.

No comments:

Post a Comment