It's not about the complexity of the shadows, it's all about the simplicity of the message.
(81 easy steps)

Wednesday, July 8, 2009

Sobre el enamoramiento

[Dibujo: ermana, 2009]

Sin éxito, sin entender en realidad, intenté observando desde afuera. Sin entender todavía, intentando en realidad, volví a observar (por dentro).
Las personas se alejan, pierden peso, se vuelven cosas. Las cosas dejan de existir, se vuelven ajenas, pierden importancia. La boca del estómago absorbe el peso, lo transforma en ansiedad amorosa, en necesidad de estar con ella, siempre, todo el tiempo (mientras dura).
Su mirada se vuelve transparente, ¿la mía tendrá algún color? Su mirada transparente me dice que mi mirada tiene su color favorito. No conozco su color favorito, tampoco sé cómo se ve mi mirada desde sus ojos, pero también es transparente (un color sutil).
Su piel se vuelve suave, su tacto se vuelve piel; mi piel se hace suya, mi tacto se hace su piel. Mi tacto sobre su piel, su mirada sobre mi transparencia (que permite adivinar).
Mis deseos son ella, sus deseos se hacen míos, y respiramos. Desear dejar de desear por desear tanto para desear más (si se puede).
Respiro. Respiramos juntos y deseamos seguir respirando juntos. Eso me dice su mirada transparente del color de mi color favorito (su mirada).
Un beso, un beso que se transforma en dos, que sigue siendo sólo uno, continuo, mientras ya son diez, son cien, en la forma de uno. Escucho su voz dentro de un beso, escucho mi beso en su voz. Escucho el deseo dentro de su beso, dentro de dos, dentro de más (a veces sólo dentro de uno).
El enamoramiento, diferente por dentro y por fuera. Por dentro tiene color: el color que se adivina de una mirada transparente, desde una mirada transparente. Por fuera no se entiende, no hay miradas que permitan adivinar (pero existe).
(Por dentro, mientras dura, un color sutil que permite adivinar, si se puede, su mirada. A veces sólo dentro de uno, pero existe.)





No comments:

Post a Comment